El masaje facial es una técnica manual que se aplica en el rostro y cuello de las personas, acompañado de cremas y productos de belleza, 100% recomendado en caso de que nunca lo hayas probado.

 

A través de suaves pases de relajación, movimientos circulares y aplicando técnicas de drenaje linfático, se convierte en un gran tratamiento para el cuidado de la piel de nuestro rostro y reducir el estrés.

 

Dentro de sus beneficios les puedo nombrar:

 

  • Aumenta el flujo sanguíneo oxigenando la piel  y favorece la producción de colágeno, lo que retrasa la aparición de los signos de envejecimiento.
  • Elimina el exceso de toxinas y líquidos que se acumulan en los tejidos.
  • Ayuda a mantener la salud y elasticidad de la piel.
  • Alivia la tensión y efectos del estrés en el rostro y cuello.
  • Aporta un estado de tranquilidad, relajación y descanso placentero.
  • Deja una sensación de bienestar anímico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.