¿Cómo logro ser una buena mamá o un buen papá, y sin desvanecer en el intento?

 

El nacimiento de los hijos responde a una maravillosa etapa en el proyecto de consolidación familiar. Sin embargo, esta no está ajena a nuevas presiones y condiciones de vida que nos llevan muchas veces al cansancio, irritabilidad, dolencias físicas y un estado emocional que muchas veces sorprende.

 

Nadie nos enseña a ser padres y tampoco nos damos el tiempo para aprender. Esto con el fin de evitar una serie de situaciones que nos agotan y generan un espacio de convivencia poco favorable.

 

Los invito a prepararse para esta nueva etapa en el ciclo familiar. Ayudarlos a fortalecer la relación de pareja y trabajar en las bases que facilitarán la convivencia y bienestar no sólo del grupo familiar, sino también de cada uno de los integrantes que lo componen.

Un comentario de “Preparándonos para el postparto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.