Por lo general, las personas consultan a un psicólogo en momentos de inquietud o dificultad en alguno o varios ámbitos de la vida (laboral, de pareja, familiar, emocional, entre otras). Muchas veces son sujetos con un gran malestar  o con alguna condición que requiere psicoterapia -depresiones, traumas, duelos, violencia, problemas relacionales, entre otros-.

 

Sin embargo, existen muchos motivos para consultar a un psicólogo, que no necesariamente impliquen un alto nivel de malestar; por ejemplo, alguien puede tener dudas vocacionales o ciertas dificultades académicas que no sepa cómo abordar, o bien alguien puede querer trabajar aspectos de sí mismo que permitan un mayor auto-conocimiento o un cambio. En este sentido, cualquier inquietud respecto a la cual se quiera trabajar, puede ser válida para pensar en consultar a un psicólogo.

 

Saber esto y tenerlo en consideración es importante. ¿Tienes alguna duda? Puedes contactarte con nosotros y solicitar mayor orientación sobre con quien pedir una hora, acorde a lo que buscas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.